Universidad Católica Luis Amigó

Cooperación Institucional y Relaciones Internacionales

Gloria Jacinta Duque Gómez

Publicado por Webmaster el 1/10/2018 (513 lecturas)

Gloria Jacinta Duque Gómez,
Universidad Nacional de La Plata - Argentina
 

¡CONSTRUYENDO SUEÑOS!!!!   

Esta no es solo una historia, es la historia de un sueño hecho realidad que inicio un día de no sé qué mes, del 2016. Surge la idea en una mente inquieta de vivir una nueva experiencia. Experiencia de sueños, de viajes, de mundos nuevos; sueños apoyados por el cielo, el universo o por Dios. Es así como este sueño se empieza a concretar a definir a realizar. Sí, dos mujeres lady y Gloria inician su recorrido hacia aquel objetivo: Argentina, en su dialogo se logra percibir la ansiedad, la esperanza, la aventura, pero ante todo la certeza.

Y con esta decisión en marcha comienza la aventura:  Hablar con Francedith, con Luis Hernán, elegir las materias, llenar formatos, ingresar al semillero, tener el 50% de los créditos aprobados, y un promedio por encima de cuatro; con todo esto y la aprobación de las universidades respectivas, comenzaba la siguiente etapa: Comprar tiquetes, adquirir el seguro, buscar alojamiento y mucho más……haa pero para este momento ya se habían pronunciado muchos “no”, al nuevo jeans, a la nueva blusa, a las salidas de rumba. En fin, ya sus amigas escuchaban a menudo: “No primero Argentina”.

Y fue así, como el sobrino del exnovio de la hermana de Marleny la amiga de Gloria además de abrirles las  puertas de su apartamento en Buenos Aires, les contacto con Marcos para recibirlas en el aeropuerto, y de ésta manera  después salir de Medellín, hacer escala en Bogotá y  Brasil  y de muchas horas de viaje y espera en los aeropuertos lo único que quedaba claro, era que aquellos tiquetes no eran precisamente de primera clase, y al fin el 24 de Febrero del 2018  Argentina las recibió con los brazos abiertos.

la_plata_argentina.jpg

Todo era nuevo, la ciudad, la gente, la vegetación, las construcciones; ellas estaban encantadas, ilusionadas y con miles de expectativas. Después de llegar y acomodarse en el apartamento, ya querían salir a recorrer la ciudad y sin pensarlo dos veces, se fueron de paseo, familiarizándose con el transporte, con el paisaje, con los parques con todos sus alrededores y por su puesto con mafalda y sus amigos  que como viejas amigas compartieron en el parque una amena conversación. Y ahora que seguía? …..Conocer la ciudad donde vivirían, la Plata, y ya  con Nora, la prima de Jhon, el sobrino del ex novio de la hermana de Marleny la amiga de Gloria ,como  guía de cabecera,  se desplazaron hasta la plata, una ciudad tranquila y hermosa; recorrieron las calles, los parques y por su puesto la universidad que las acogería UNLP. 

buenos_aires.jpg     

Iniciaron así  otra nueva aventura: “buscar el hospedaje”  y con el sol ardiente, con los pies cansados con la esperanza perdida, fueron varios días de viaje desde buenos Aires hasta la Plata, sin conseguir hospedaje, pero ante todo no dejaban de maravillarse con sus hermosos paisajes.

El tiempo corría, y claro… había que ir a conocer Bariloche… el hospedaje podía esperar.     

En su dialogo ya en Bariloche, solo se escuchaba de lo hermoso de aquellos paisajes, el camino a los 7 lagos, villa Angostura, San Martin de los Andes, El cerro de esquí más grande de Suramérica el campanario y todos aquellos lugares que quedaron guardados en sus corazones.  Pero ya el viaje terminaba….  y nuevamente de regreso a la plata… pero eso si… con ese sabor a chocolates que solo Bariloche te puede ofrecer.  

Bariloche.jpg

De regreso a Buenos Aires, descubrieron una nueva forma de comunicación en el tren subterráneo, bueno….no tan nueva…tarzan la había utilizado en la jungla,( el grito) y ahora eran ellas las que recordando a tarzan en medio de miles de personas se ponían de acuerdo para bajarse en la estación siguiente. Ya en la Plata nuevamente la búsqueda de hospedaje continuo, cada vez estaban más desilusionadas, sitios feos, caros, sucios, antiguos, y los que les gustaban eran muy costosos, pero de pronto aparece uno menos peor, “por llamarlo de alguna manera”, y decidieron quedarse allí. ¡Ahhh!!! Pero eso si….. la aventura continuaba, ahora el destino seria Iguazú. No podían dejar de visitar las cataratas, y emprendieron este nuevo viaje, que igual que el anterior maravilló sus mentes, llenó sus corazones, y sus cuerpos disfrutaron de la majestuosidad de  sus paisaje que llenaban de magia cada instante, fue allí donde aprendieron, que el mate si se toma solo no tiene sentido, lo que importa es compartirlo con amigos, ahora entendían porque todos tomaban de la misma bombilla.

verano.jpg

De regreso a la Plata, nuevamente continuaba la misión  del hospedaje, pues aquel que habían conseguido no las tenía satisfechas, y fue así, que con un poco de suerte, y con amigos que las acompañaron en la búsqueda,  llegaron a la “vecindad del chavo del ocho” (como le decía su amigo Richar) el hostal “Magno”  que las  acogió por el resto de su estadía.   

Ahora sí, ya quedaba poco tiempo para iniciar clases, estaban ansiosas, asustadas, pero ante todo felices. Ya tenían una cita con los coordinadores de la facultad, las reunieron, les presentaron la universidad, les hablaron del sistema académico reacomodaron las materias y hasta de tour las llevaron a conocer la facultad   ……. El estudio empezaba en forma.

Llenas de expectativas iniciaron este nuevo ciclo, con un sistema académico diferente, con luchas de los estudiantes diferentes, con enfoques diferente, pero maravilladas por todo este nuevo aprendizaje, ahora los nuevos amigos serian: Freud, Ferenczi, Fiorini, Foulcault y Castoriadis; su nuevos amigos estaban presentes en todas las clases la falla era que ninguno era colombiano, pero de pronto sus corazones saltaron, cuando de la vos de esa reconocida y excelente profesora de psicología institucional Edit Pérez, escucharon el nombre de Enrique Falls Borda y más emoción sintieron cuando hablo de su obra y de su nacionalidad, colombiana, a todo ese salón de 300 estudiantes. Por su puesto, sus corazones se aceleraban cuando escuchaban algún comentario que recordara su país. 

Cada mañana el otoño amoroso tendía un tapete de hojas por donde transitaban, y aunque el frio les obligaba a cubrirse casi hasta sus ojos, éste tapete guiaba su camino hasta el paradero del rondin universitario, donde subían cada día después de registrar su viaje, ya no con la tarjeta cívica, sino con la tarjeta sube. Allí, congeladas del frio, entendían porque algunas caras de los estudiantes no se habían familiarizado con el agua.  

Universidad_argentina.jpg

Siempre llegaban muy cumplidas al encuentro con sus docentes, pero su sorpresa era mayor, cuando muchas veces pasada media hora sus profesores hacían el ingreso, mientras los estudiantes los esperaban compartiendo un mate para hacer la espera menos larga, cuán diferente era esto en su universidad de origen donde todos llegaban muy cumplidos a su encuentro académico, pero claro todo esto formaba parte de  la nueva experiencia. Hicieron parte de sus  luchas, luchas que muchas veces provocaron suspensión de clases, y eso era cuando no había semana de exámenes o simplemente era un fin de semana largo.  A estas nuevas estudiantes se les dificulto aceptar que aunque la facultad parara ellas debían responder por los temas que sería tratados durante la suspensión académica ya que las responsabilidades  continuaban, las lecturas seguían, y los exámenes no tenían modificación.  

Éstas soñadoras se sorprendían cuando en muchas ocasiones las clases eran interrumpidas, por alumnos de la facultad con la intención de hacer públicas sus luchas e invitar a cada estudiante a ser partícipe de ellas. Y fue así, que y entre mates, cafés, previas, música, danza, teatro, cine ,conciertos, cervezas,  amores, desamores, con la nostalgia de la arepita paisa, el quesito y una deliciosa bandeja paisa durante cinco meses, sus ojos se abrían cada día a un nuevo amanecer.

El tiempo paso y cuando menos lo pensaron, ya se acercaba el momento de retornar, las clases terminaban, los exámenes continuaban y la nostalgia rondandaba por todos lados,  Quedaban solo 12 días, y había que cerrar con broche de oro, cuál sería el destino elegido?.... Salta, y Jujuy, fueron los elegidos, y como despedida  entre montañas y ríos de colores, salinas maravillosas, atardeceres nunca vistos, el tren de las nubes las llevo hasta las nubes, de donde nunca quisieron bajar.

Durante su estadía la naturaleza les regalaba su estación, y es así como el verano las recibió,  el otoño las acogió, y entre nostalgia por dejar este sitio, y alegría por llegar a sus montañas el invierno las despidió, para ser recibidas por la primavera, de su hermosa ciudad……  Medellín la de la eterna primavera, donde podrían compartir nuevamente con su familia y amigos esa bandeja paisa tan añorada.

 Pasaron solo 5 días, para que su amada Universidad Católica Luis Amigó les abriera nuevamente las puertas para continuar con sus sueños.  

Esta aventura llegaba a su final…..pero la historia continuaría………y fue así como registro la mente de Gloria esta aventura que inicio, no sé qué día, de no sé qué mes, de no sé qué año, pero que hoy 20 de septiembre del 2018, comparto con ustedes.  

Gloria Jacinta Duque Gómez  
Estudiante de psicología