Universidad Católica Luis Amigó

Institucional

Principios

Publicado por Webmaster el 9/12/2022 (19575 lecturas)

DESARROLLO TRASCENDENTE.

De acuerdo con su identidad católica y su Misión especial inserta en la tradición, experiencia y obra de los Terciarios Capuchinos, la Universidad regirá todas sus acciones desde la consideración, que la promoción y búsqueda del saber debe servir a la persona humana en el desarrollo de su dignidad y de su libertad para el cumplimiento de su misión transformadora del mundo, en la realización de la justicia y la equidad.

HUMANISMO CRISTIANO.

No hay más que una cultura: la humana, la del hombre y para el hombre.  El humanismo cristiano afirma la unidad del género humano, la solidaridad de destino y la fraternidad como fundamento de una comunidad mundial formada por comunidades menores que tienen por finalidad la búsqueda del bien común en la paz, la justicia y la libertad.

AUTONOMÍA.

La autonomía se concibe como la posibilidad que tiene la Institución de pensarse por sí misma, orientada por su misión, sus valores y su razón de ser, de gobernarse responsablemente en coherencia con ese pensamiento y de desarrollar la academia en la búsqueda de la verdad, con fundamento en el conocimiento científico y cultural por medio de la docencia, la investigación y la extensión, como funciones sustanciales y el bienestar institucional y la cooperación interinstitucional e internacional como funciones transversales.  En este sentido, se asume como el soporte de la autodeterminación, la elección y la capacidad de asumir responsabilidades y exigir derechos.

COMUNIDAD ACADÉMICA.

La Universidad se constituye en una comunidad académica que genera su propia dinámica a partir de las funciones sustantivas, en cuyo contexto se genera, difunde y conserva el conocimiento. Esta comunidad orientada a la búsqueda de altos niveles de calidad la integran la interacción entre los diferentes subsistemas.

El subsistema académico se centra en los procesos que se generan y en los sujetos que interactúan, se nuclean en torno a la construcción y reconstrucción del conocimiento, en el contexto de la formación profesional y de la investigación científica.  

El subsistema administrativo será el facilitador de condiciones, en todos los niveles para garantizar desarrollos académicos de calidad, proyección institucional y sostenibilidad financiera en el tiempo, desde la articulación que debe mantener con el subsistema académico.

INTERDISCIPLINARIEDAD.

El objeto de estudio y el abordaje de las diferentes problemáticas desde las diferentes disciplinas, obedecen a la complejidad del conocimiento y es una condición indispensable para el acceso a altos niveles de la ciencia, la tecnología y la innovación.  Mediante un proceso de reflexión interdisciplinaria se estimula la producción en la investigación, la docencia y la extensión; de igual manera, se transforma el saber insular, con el abordaje de los problemas del conocimiento, desde varias ópticas disciplinarias, lo cual garantiza una visión holística de la realidad.

PROYECTO SOCIAL.

La Universidad concibe su servicio educativo como la responsabilidad que tiene de responder a las necesidades de desarrollo de las personas, comunidades y grupos humanos en el ámbito de su misión, con el fin de dignificar sus condiciones de vida.