Universidad Católica Luis Amigó

Secretaría General, Gobierno Institucional y Reglamentos

Comunicado 35. Compromisos con nuestros procesos electorales internos y nacionales

Publicado por Secretaria.general el 24/1/2023 (475 lecturas)

El ejercicio democrático hace parte de la naturaleza de nuestro estado colombiano, señalado en la Constitución Política, en su artículo 1. Esto es consecuente con el derecho a "elegir y ser elegido", según lo prescribe el numeral 1, del artículo 40 de la norma superior.
 
En breve, iniciaremos el calendario electoral institucional, para la elección de los representantes de los estudiantes, docentes y graduados ante los diferentes órganos colegiados: comités curriculares, consejos de facultad y de escuela de posgrados, consejo académico y consejo superior.
 
Esto implica el mayor compromiso de los decanos y directores, para liderar, motivar y acompañar los procesos electorales, responsabilidades específicas asignadas en la estructura orgánica y el Acuerdo Superior 02 del 9 de febrero de 2021. El Consultorio Jurídico favorecerá los procesos electorales en su desarrollo, mecanismo, escrutinios y legalidad, pero no en la selección de los candidatos, lo cual debe ser liderado por direcciones de programa y decanaturas o los que hagan sus veces en los centros regionales.
 
Este compromiso implica acompañar de cerca, motivar la participación, para que los que tengan interés y reúnan mejores condiciones, postulen sus nombres. Además deberán dinamizar la votación de los electores, abrir espacios de encuentro para que puedan escucharse y confrontar las ideas. Es un acompañamiento cercano, proactivo y responsable.
 
Este espacio democrático interno  es un escenario que nos prepara para la participación real, democrática,  participativa, comprometida y responsable con las elecciones nacionales que tendremos el 13 de marzo para congreso de la república y el 29 de mayo para la primera vuelta presidencial.
 
Como institución formadora, debemos forjar el espíritu democratico, incentivar la participación, facilitar el discernimiento, respetar el disentimiento, alejado de todo oportunismo político. Quiere decir esto, que como universidad coadyuvamos al fortalecimiento del estado democrático y de derecho, dentro de la legalidad, la primacía de la constitución, el desarrollo armónico de las ramas del poder público y la vigencia real de derechos fundamentales.
 
La cátedra no puede ser utilizada por los docentes como directorios políticos para impulsar o desmeritar candidatos afínes a las ideologías o grupos políticos frente a los cuales tienen afinidad. Bajo ningún supuesto podrá utilizar el docente su condición de superioridad ante grupos humanos de estudiantes en formación para crear favorecimientos o discriminaciones a grupos, estimular o sancionar el voto dirigido a movimientos, partidos u otros, bajo supuestos dogmatismos, sofismas o verdades aparentes que pretendan doblegar la voluntad de los ciudadanos en el derecho al ejercicio del sufragio. 
 
El discernimiento frente al voto es un derecho de todo elector  que no puede manipularse bajo ropajes de autoridad, superioridad jerárquica, funcional, intelectual u otros, pues afectan la deliberación sana y crítica de la democracia.
 
Como Universidad hemos de ser respetuosos del derecho al voto de nuestros empleados y estudiantes y fortalecer la participación democrática en todos los niveles, con conocimiento y buenos argumentos de conveniencia para el proceso de elección de los líderes, tanto a nivel interno como en lo local, regional y nacional.
 
La Secretaría General advierte, finalmente, que frente al interés de algunos partidos o candidatos de apalancar sus campañas con el nombre de Universidad Católica Luis Amigó, tal como se ha observado en algunas redes sociales, esto no obedece a la realidad y se convierte en un abuso no autorizado por parte de éstos.
 
La Universidad no apoya candidatos ni campañas particulares. No autoriza el proselitismo político bajo la apariencia de libertad de cátedra.  Invita a la participación plural, real, democrática, en todos los escenarios con un carácter responsable y de conveniencia frente a los intereses nacionales y colectivos, por encima de cualquier ventajismo particular del cual puedan beneficiarse solo algunas personas.