Biblioteca "Vicente Serer Vicens"

Mostrar este artículo en formato PDF Imprimir artículo Enviar artículo
Publicado por Webmaster el 18/1/2018 (2576 lecturas)

Presentación


BIBLIOTECA UNIVERSITARIA VICENTE SERER VICENS

POR QUE LLEVA ESTE NOMBRE

La Biblioteca de la Universidad Católica Luis Amigó lleva el nombre Vicente Serer Vicens, terciario capuchino cuyo modelo de vida es ejemplo de entrega, generosidad y amor por el prójimo.

Vicente nació un 2 de mayo de 1925 en Alcalí municipio ubicado en la Provincia de Alicante en España. Antes de recibir su ordenación sacerdotal, realizó estudios de Filosofía en el Seráfico de Godella y Sagrada Teología en la Universidad Angelicum de Roma.

Estando ya en Colombia, por la década de los 60, el sacerdote recibe títulos de Pedagogo y Diploma en Psicología, otorgado por el Consejo Superior de Protección de Menores y el Ministerio de Justicia de España.
Lo-que-PIENSAS-DILO-pero-BIEN-DICHO

Su apostolado lo desarrolló principalmente en Colombia, patria a la que amó como su segundo hogar. Llegó en 1951 como Consiliario de la comunidad y profesor de teología, convirtiéndose en un importante formador de sacerdotes de la Congregación.
Como Superior General, dejó un legado de su firmeza, gran carácter y espíritu conciliador; como reeducador, buscó siempre la redención del más necesitado. Su obra, sus escritos y sus cursos fueron testigos de la labor social que llevó a cabo durante su vida académica y sacerdotal.

A los 62 años, un cinco de febrero de 1987, cuando apenas finalizaba una sección cotidiana de cursillos y cuando se disponía a celebrar la eucaristía, lo sorprendió la muerte, realizando lo que más quiso: formar y alabar al creador.

DEBER SER DE LA BIBLIOTECA

El Departamento de Biblioteca debe ser entendido como un conjunto orgánico de unidades de información que, manteniendo una interacción regular esté en capacidad de apoyar las actividades docentes, investigativas y de extensión de la institución, procurando el recurso documental bibliográfico necesario. Para ello debe prestar una amplia gama de servicios básicos y especializados, poseer colecciones representativas y actualizadas en las áreas del conocimiento manejadas por la institución, contar con recurso humano calificado y aplicar los avances tecnológicos al campo del procesamiento y la transmisión de información.