Mostrar este artículo en formato PDF Imprimir artículo Enviar artículo
Publicado por Cmunoz el 11/4/2020 (4543 lecturas)

Comunicado No. 11

Com11.jpeg 
Universidad Católica Luis Amigó
Rectoría General

Medellín, 11 de abril de 2020

Comunicado N° 11 

¡EL MAYOR RASGO DE CARÁCTER, ES LA EXIGENCIA DE SÍ MISMO! ¡QUEDÉMONOS EN CASA!

Saludo de Paz y Bienestar para cada uno de ustedes y sus familias.

Como bien ya es conocido por ustedes prolongamos el aislamiento en casa hasta el 31 de mayo por lo tanto hemos de continuar con la “presencialidad asistida por mediaciones tecnológicas” nos indica el Señor Presidente. Seguimos con el esfuerzo que todos debemos estar colocando para salir de la mejor manera de esta pandemia. ¡Quedarnos en casa!, es la mejor elección.

Terminábamos el Comunicado anterior la semana pasada e indicábamos que: “No es el final hasta que no acabe todo esto, decía un científico semanas pasadas y agregaba: “tenemos que ser humildes, perdemos en el momento que seamos arrogantes”, para eso necesitamos de valor, de ser conscientes de esta realidad, de sentir que cada uno debe aportar vida y que debemos estar tranquilos y ser pacientes”.

Esto no está nada fácil para nadie, pero de esa misma manera debemos ser conscientes del compromiso que cada uno tiene por el otro. Cada vez más entendemos la realidad que estamos viviendo y comienza la inquietante pensadera de ¿Qué va ser de mí en mi trabajo, en mí estudio, con mi familia… con mí proyecto de vida? Son muchas las preguntas que se suscitan y claro está, de seguro, no habrá una respuesta contundente.

Debemos real y determinantemente abrazar un presente y comenzar a hilar o deshilar lo que en nuestro proyecto de vida hay. Hay incertidumbre, hay complejidad y no solamente en la educación, sino en otros aspectos y, debemos integrar (lo incierto y lo complejo) en el camino de la racionalidad para encontrar de modo firme las respuestas, contestaciones que las tendrá cada quien o la misma realidad externa le irá clarificando los desasosiegos.

Expreso lo anterior no para crearles mayores incertidumbres, sino para tener un pensamiento integral, y así entre todos poder movilizar procesos donde todos permitamos ir encontrando luces, lo primero en este caso es ¡Quedarnos en casa! Esta máxima debe ir fluyendo con mucha naturalidad y no resistirnos a lo que todos estamos viviendo como es “el aislamiento”.

Hoy debemos pensar un presente con aliento de futuro, conservar la esperanza y exigirnos para fortalecer nuestro carácter de persona, no hablo ni siquiera en categoría de profesional, ni como funcionario en un “rol tal” … estos días una de las constantes es hablar de humanidad y eso somos Familia Amigoniana de la universidad, seres humanos sintiéndonos realmente “Plenamente humanos, plenamente vivos”.

Una cosa es clara que todos y cada uno tenemos muchos afanes, pero debemos caminarlos con firmeza y lentos “pero no tan lentos”, como estudiantes es pertinente que les preocupe su proceso de formación, como profesores les debe preocupar el acompañamiento a cada uno de ustedes en su enseñanza-aprendizaje a nosotros los administrativos nos vislumbra el deseo de servir de la mejor manera a estudiantes/profesores y a toda la Comunidad Universitaria, sin desatender que hay tensiones en nuestras casas y en cada Proyecto de Vida.

Pero hay un común denominador y es el de un presente con mirada de complejidad e incertidumbre, es hacer consciente el esfuerzo y encaminarnos a nuevos horizontes de modo integral, pero con mucha exigencia, ello no nos va a desbordar porque todos estamos en la misma “barca” por lo tanto es de sabernos ubicar… lo más seguro y desde la misma condición humana que en un mañana muchos querrán remar su propia barca y encontrarán de seguro muchos puertos.

Quiero decirles que hay una preocupación de muchos actores en la sociedad por hacer las cosas bien y es en todo el mundo.

En todo el mundo les pasó igual “se estaba con toda normalidad viviendo en la cotidianidad y de un día para otro, todos nos advertimos confinados en casa y, desde la educación superior, nos vimos de una semana a otra trabajando en casa con asistencia de mediaciones tecnológicas”.

La UNESCO y la IESALC "El Instituto Internacional para la Educación Superior en América Latina y el Caribe"  han enviado a las instituciones de educación superior todo un análisis y exhortan para que las universidades garanticen el derecho a la educación durante la pandemia, asistida en un alto porcentaje, por la tecnología y con el trabajo en casa.

Esto va a dejar una huella en todo el mundo, en este caso en los contextos educativos, de la Escuela, se menciona que la falta de referencias a crisis semejantes en el pasado hace difícil poder predecir qué pueda suceder en el futuro inmediato.

Como universidad debemos generar mecanismos de concertación que nos permita avanzar conjuntamente en la generación de mayor capacidad de resiliencia de los estudiantes ante esta crisis. Debemos incluirnos todos y pensar la universidad.

Para los lectores de estas líneas y como información, en América Latina, las medidas de confinamiento o cuarentena se tomaron prácticamente de forma inmediata y, en algunos casos, con una perspectiva temporal larga; marzo, en Colombia, la totalidad de las IES están cerradas siguiendo el decreto de emergencia sanitaria del 12 de marzo, y que va hasta el 30 de mayo.

Actualmente, los cierres temporales de instituciones de educación superior (IES) por causa de la pandemia del COVID-19 ya dejaron de ser noticia porque ya son mayoría los países donde han dejado de operar presencialmente. Las estimaciones de la UNESCO y la IESALC, muestran que el cierre temporal afecta aproximadamente a unos 23,4 millones de estudiantes de educación superior y a 1,4 millones de docentes en América Latina y el Caribe; esto representa, aproximadamente, más del 98% de la población de estudiantes y profesores de educación superior de la región.

Para ir concluyendo, les comparto que seguiremos cualificando el ejercicio por mediaciones tecnológicas, fueron unas semanas pasadas de aprendizaje para muchos estudiantes, como también para profesores; debemos seguir pensando hacer óptimas las metodologías a utilizar, que haya practicidad y flexibilidad con responsabilidad en el y para el proceso de enseñanza aprendizaje. Y que debemos mirar un presente con actitud esperanzadora.

Sabemos de la carencia de muchos estudiantes por falta de computadores y desde los Programas se han generado las estrategias para no afectar el proceso de formación. Hay algunos estudiantes que no responden ni a correos ni a llamadas, es oportuno que se comuniquen con el profesor o directivos académicos. Sin lugar a dudas es un esfuerzo de todos y de manera integral “todos debemos poner”, hay aciertos y desaciertos, debemos minimizar lo segundo.

En este momento Comunidad Educativa de la Universidad Católica Luis Amigó es un presente de conservación planetaria y como seres humanos que propendemos de un Valor inigualable debemos aprender a exigirnos y poder fortalecer nuestro carácter; respetar la vida del otro comienza por mi autocuidado.

Muchos de nosotros vamos de salida y se acerca el ocaso, pero muchos de ustedes profesores y estudiantes (en este caso y en la mayoría) les está esperando un horizonte esplendoroso. Ver esto como oportunidad y no dar vuelta atrás.

De veras, amemos a nuestras familias, preocupémonos por el otro y por lo otro.

Como se decía en la reflexión del viernes Santo: “No valen las grandes potencias de países, los grandes desarrollos armamentistas, las tecnologías de punta… debemos salir de la inconciencia, reconocernos mortales y sentirnos verdaderamente humanos, porque en cualquier momento nos vamos al vacío”.

Mis deseos de Bien-estar para ustedes Comunidad Educativa y sus seres queridos.

Dios nos bendice.

Fraternalmente,

P. Carlos E. Cardona Quiceno.
Rector General.

Archivos adjuntos
  • Comunicado No. 11
    El mayor rasgo de carácter, es la exigencia de sí mismo! ¡Quedémonos en casa!
Descargar este archivo