Está en
Inicio > Narrativo > Informe > Seguridad urbana, reto de Santos a cien días de gobierno

Seguridad urbana, reto de Santos a cien días de gobierno

El director de la Fundación Seguridad y Democracia, Alfredo Rangel Suárez; el director de Unimedios de la Universidad Nacional, Carlos Alberto Patiño Villa, y el concejal de Medellín Federico Gutiérrez coincidieron en que es pertinente llevar a cabo estrategias de acción frente a la delincuencia y enfatizaron la necesidad de hacer en una inversión tecnológica en seguridad.

azulnaranja@amigo.edu.co

Los planteamientos se hicieron en desarrollo del foro “Cien días del gobierno de Santos: retos y desafíos para la seguridad en Colombia y Medellín”, realizado, ayer martes, en el Concejo local.

“La seguridad es un elemento imprescindible para formular cualquier plan de acción para el desarrollo de cualquier ciudad”, afirmó John Jaime Moncada Ospina, presidente del Concejo.

Gobierno Santos

Carlos Alberto Patiño Villa afirmó que “el gobierno de Santos se ha movido entre la ruptura y la continuidad. No hay una continuidad absoluta, pero tampoco una ruptura plena con el gobierno de Álvaro Uribe Vélez”.

“Se ha prometido una especie de ruptura sobre lo que se ha llamado la alianza de la unidad nacional sobre pactos programáticos y no burocráticos”, agregó Patiño Villa.

En cuanto al Plan Nacional de Desarrollo, señaló que “muchos tenemos la sensación de que fue escrito a puerta cerrada y no ha sido discutido a nivel nacional”.

“Los proyectos de tierras y la ley de víctimas aparecen como dos jugadas sustanciales del gobierno Santos desde el inicio”, dijo el Director de Unimedios y explicó que la ley de víctimas considera necesario que se averigüe el presupuesto nacional para responder a esta ley, pues “requiere fundamentalmente partidas sustanciales que requieren entre 40 y 45 billones de pesos del presupuesto”.

Sobre las relaciones con Venezuela, dijo que “no ha pasado nada de fondo, porque vuelven a ser iguales que las restablecidas entre Uribe y Chávez, de carácter personal y no en términos de las perspectivas estratégica del Estado colombiano”.

En materia de educación, describió la falta de asertividad de la ministra María Fernanda Campo, al nombrar el viceministro: “nombró al mismo que fue viceministro de Educación Superior en el primer periodo del gobierno de Álvaro Uribe”, cuando se presentaron más problemas.

La seguridad en el gobierno

“En seguridad hay más continuidad que cambios en las políticas de Santos. La violencia y el desplazamiento no se presentan en niveles pasados, un desafío que no tiene el gobierno que se inicia”, dijo Alfredo Rangel Suárez.

“El debilitamiento de los grupos guerrilleros, los éxitos en la lucha contra el narcotráfico y la desmovilización de paramilitares” han sido beneficiosos para la seguridad del país, dijo Rangel.
En el tema de seguridad urbana cree que hay una mejoría sustancial en estos últimos ocho años. En un análisis que hizo a 27 ciudades encontró que “en cuatro delitos hubo agravamiento de la situación: hurto a personas, lesiones personales, robo de residencias y a personas”.

“En seis de diez delitos urbanos, hubo una baja significativa en las ciudades analizadas: el secuestro tuvo un descenso del 85%; en la extorsión de 62%; robo de autos, un 45% y robos a entidades financieras, en 44%”.

El mayor problema que aqueja a Medellín es el de los homicidios, siendo la ciudad con las tasas más alta, siguiéndole Cali y Pereira.

“En 2010 van 1.721 personas asesinas y el número de homicidios ha ascendido, inclusive en comparación al número de personas asesinadas en el 2009 que fue tan violento”, dijo Federico Gutiérrez.

En el análisis que Rangel realizó respecto a la seguridad democrática, “las cinco ciudades más inseguras son Villavicencio, Neiva, Pereira, Manizales y Cali”.

  

 Retos de la seguridad en Medellín

Respecto a la seguridad urbana y las deficiencias expuestas por el Director de la Fundación Seguridad y Democracia, el concejal Federico Gutiérrez expone los retos que se imponen en Medellín en materia de seguridad.

“En Medellín existen 227 bandas que se enfrentan por el control territorial, por las rentas ilegales frente a lo cual hace falta una estrategia para el control eficaz de parte de las autoridades”, dijo.
Esas bandas generan conflictos que presionan a la gente desplazarse de un barrio a otro. Gutiérrez agregó que “en un solo año se presenta un incremento de más del 70% en desplazamiento intraurbano, por eso la estrategia de seguridad debe ser articulada con el Gobierno Nacional, tiene que funcionar, no puede haber más impunidad, tiene que ver el accionar de la fuerza pública, pero acompañada de una justicia eficaz”.

“El 83% de homicidios en la ciudad fueron cometidos con arma de fuego”, para lo cual, según el concejal, deben existir estrategias que ayudan a mejorar esta situación, en las cuales se debería de tener un registro único de armas. “Sin seguridad no hay progreso y se dificulta la inversión social”, añadió Gutiérrez.

El dirigente político propuso poner en funcionamiento un cuerpo judicial para atacar negocios ilícitos, inversión en tecnología para avanzar en la seguridad de las ciudades, reestructuración tecnológica y operativa del centro de emergencia 123, la inversión en espacio público acompañado de las demás estrategias y la seguridad enmarcada en oportunidades, o sea en educación.

Por su parte, Alfredo Rangel considera que se debe “aumentar la tecnología para la seguridad en Colombia y reforzar la inteligencia judicial de manera significativa para combatir la delincuencia urbana”, como puntos importantes para mejorar la seguridad nacional.

“La ciudadanía debe exigir a un gobierno como este, que arranca con muchas propuestas favorables, una mayor respuesta y una mayor eficiencia” indica Carlos Alberto Patiño.

 

azulnaranja
Cibermedio Programa de Comunicación Social - Universidad Católica Luis Amigó
http://www.funlam.edu.co/azulnaranja
Top