Está en
Inicio > Narrativo > Informe > Movilidad

Movilidad

Medellín le apunta al transporte ecológico

Por: Alexandra Alzate Castro

alexandra.alzateca@amigo.edu.co

El Tranvía de Ayacucho o Corredores Verdes en Medellín,  es un sistema de transporte amable con el medio ambiente que se unirá al SITVA (Sistema Integrado de Transporte del Valle de Aburrá) facilitando la movilidad de la ciudadanía. Este proyecto tiene como objetivos mejorar la calidad de vida en sectores específicos como  el centro y oriente de la ciudad; optimizar la movilidad y disminuir la contaminación del aire, mediante la salida de circulación de muchos buses, cuya permanencia no sería necesaria; y disminuir  la accidentalidad.

Según la empresa Metro de Medellín, la llegada de los Corredores Verdes traerá a la ciudad un futuro con soluciones limpias y saludables para sus habitantes; con la puesta en marcha del tranvía se utilizará energía eléctrica y se eliminará la emisión de Dióxido de Carbono (CO2) en aproximadamente 15 mil toneladas anuales.
El tranvía partirá de la Estación San Antonio del Metro; seguirá por Junín, entre Maturín y Ayacucho, y por último cruzará la Avenida Oriental. Su primera parada será en el templo de San José; la segunda en Mon y Velarde; la tercera  en el parque Bicentenario y la cuarta en Buenos Aires. En el barrio Miraflores habrá una estación de transferencia para tomar el cable, que tendrá como estación intermedia El Pinal, y finalizará en el barrio 13 de Noviembre. Por último, en Miraflores, el tranvía seguirá la parada Loyola, luego El Molino y llegará a la estación Alejandro Echavarría,  de donde saldrá el otro cable hasta La Sierra. El recorrido será de 6,6 kilómetros.
“La financiación de los Corredores Verdes, se dio después de un primer contacto en conjunto con el gobierno central y nacional,  puesto que el COMPEX (Comisión Mixta Para la Promoción de Exportaciones) favorece a las ciudades que planteen proyectos amigables con el medio ambiente, estas cuentan con el apoyo de La Nación hasta por un 70% del total del proyecto”, así lo manifestó el Director de Planeación del Municipio de  Medellín, Carlos H. Jaramillo.
Además, el pasado 10 de mayo del 2011, durante la administración de Alonso Salazar Jaramillo, se firmó un convenio con la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD) que otorgó un crédito de 250 millones de dólares a la ciudad, con 20 años de plazo que incluyen 5 años de período de gracia. Esta firma  le dio al Metro de Medellín la posibilidad de dar inicio a la construcción, operación y administración de este nuevo sistema. Las obras civiles para el tranvía iniciaron en agosto del año anterior y el sistema completo, con los dos cables, entrará en operación en mayo de 2014.
Por otra parte, teniendo en cuenta los beneficios y los costos que esta obra trae, existen opiniones positivas y negativas entre la comunidad por dicha construcción. Marcela Correa, habitante del barrio Boston, manifiesta que “a raíz de esta obra, demolieron zonas verdes y comunitarias que permitían encuentros familiares y a futuro se incrementarán los arrendamientos, servicios públicos e impuestos, afectando la economía de los que habitamos en la zona”. Diana Gil sostiene que “la realización de este corredor traerá beneficios para los residentes de esta zona de Medellín en cuanto a movilidad y calidad de vida se refiere”.
Aunque la empresa  Metro de Medellín tenga en su cronograma la entrada en operación del sistema para 2014, según el concejal Jesús Aníbal Echeverri “si no se llega a un acuerdo con  los habitantes del barrio Alejandro Echavarría, el cual es paso necesario para el tranvía, el proyecto podría tardarse  8 meses más de lo presupuestado”. La comunidad insiste en que no quieren interrumpir este proyecto, solo desean que se les pague  lo justo por sus predios, mas no lo que el Metro les está ofreciendo.

azulnaranja
Cibermedio Programa de Comunicación Social - Universidad Católica Luis Amigó
http://www.funlam.edu.co/azulnaranja
Top