Medellin, Noviembre de 2005 <> Fundación Universitaria Luis Amigó <> Facultad de Comunicación Social <> Séptima edición
:.: Azul Naranja :.:
Fotografía: Mayerlín Sandoval

 

:.: Periodismo Virtual :.:
Por Johana Andrea Castaño

“Se está creando una nueva sociedad: la cibersociedad, en la que se mezclan carne y electrónica, mente y bits, un clic y una orden. Allí hay espacio suficiente para todos, especialmente, para los comunicadores. La ventana está abierta”.

“Por primera vez los conocimientos adquiridos por una persona al inicio de su vida profesional, serán obsoletos al final de su carrera” así lo predice Pierre Lèvy en su texto Cibercultura y Educación. Dadas las circunstancias cada día es más urgente comunicadores competentes con la capacidad de crear su propio campo de trabajo. Uno de éstos puede ser el periodismo virtual. Entendiendo a éste como el periodismo que publica en medios digitales, es decir, en Internet. Dadas las circunstancias cada día es más urgente comunicadores competentes con la capacidad de crear su propio campo de trabajo. Uno de éstos puede ser el periodismo virtual. Entendiendo a éste último como aquel publica en medios digitales, es decir, en Internet.
“La nueva naturaleza del trabajo es en la que la transacción de conocimientos cobra mayor importancia. Cada vez más, trabajar es aprender, transmitir y producir conocimientos” confirma Lèvy y esto es lo que Internet brinda; varias posibilidades laborales: canales telemáticos de televisión, emisoras digitales, foros interactivos, prensa on line y los sitios Web de las empresas requieren a un comunicador digital.
Juan Pablo Ramírez, profesor del postgrado de Periodismo Digital en la Universidad Pontificia Bolivariana dice al respecto “Internet es un escenario para cualquier cosa, para cualquier profesional, en cualquier área, la diferencia está en cómo se utilice y que se quiere hacer con él”.
Es precisamente ahí donde entra la tarea del comunicador. El periodista debe estar en la vanguardia de los medios de comunicación. Éstos se convierten en sus mejores aliados a la hora de ejercer su profesión. Juan Pablo Tettay, coordinador de redacción de la emisora virtual ALTAIR sostiene que “el ciberespacio debe ser un soporte para todos los medios ya que éstos constituyen nuevas formas de acceso a la información, nuevos estilos de razonamiento y lo mejor es una memoria dinámica”.
Sin embargo, para acceder a esta nueva modalidad periodística al igual que todas se requieren ciertas competencias. Juan Carlos Yepes propietario de Stichmedia sostiene que “el periodista tiene que ser un usuario avanzado, sacarle el máximo provecho a tecnologías de grabación, de almacenamiento, programas informáticos que le facilitan realizar un periodismo más eficaz y rápido, saber inglés ya que éste es el idioma universal y considerado como el de las oportunidades y sobre todo la capacidad investigativa”.
En Medellín existen varios ejemplos de periodismo virtual. Comunicadores que se han atrevido a incursionar en este medio. ALTAIR es la primera emisora virtual de la Universidad de Antioquia. Se inició hace cinco años como un proyecto de investigación. Hoy es un medio consolidado que brinda la posibilidad de “mirar la radio, leer la pantalla y escuchar el periódico”, por lo menos así lo afirma Juan Pablo Tettay, coordinador editorial de la emisora.
La ventaja de este medio es que se puede escuchar un programa a cualquier hora ya que el medio permite almacenarlos y el visitante podrá acceder cuando quiera. El valor agregado “es audio a la carta”, sostiene Juan Pablo Tettay.
Otro ejemplo es CIBERCULTURAS. Un sitio Web que surgió del proyecto de grado de Damián Andrés Arias y Cesar Augusto Montoya, comunicadores egresados de la Fundación Universitaria Luís Amigó. Allí se puede encontrar información acerca de comunicación, educación y nuevas tecnologías, además de una completa explicación de su investigación.
No obstante, el ciberperiodismo se ve enfrentado a varios obstáculos. En primer lugar “la baja penetración a Internet. En las capitales existe cierto promedio de conexión pero en las zonas rurales sigue siendo muy bajo” sostiene Juan Carlos Yepes. En segundo lugar “en Colombia necesitamos banda ancha pero la capacidad adquisitiva de la gente no soporta el costo, es decir, existen muchas limitantes técnicas todavía”.
Pese a lo anterior Herlaynne Segura, comunicadora social asevera “creo en el periodismo virtual. Estoy absolutamente convencida que es hacia allá donde se dirige el periodismo {…} el hecho de que las instituciones universitarias y las empresas estén incorporando sitios Web, desde un weblog hasta un periódico con diseño, dominio e incorporando a sus servidores quiere decir que nos estamos “pellizcando” sobre el tema”.
Azul Naranja es prueba de lo anterior. Éste periódico digital es realizado por los estudiantes del noveno semestre de Comunicación Social de la Fundación Universitaria Luís Amigó.
Juan Pablo Ramírez sostiene que para tener éxito se “necesita tener un elemento diferenciador. Páginas Web hace todo el mundo la diferencia está en cómo enfrentar la competitividad. Un sitio Web es la presencia de la empresa, de la institución, del medio en el mundo”
Son varias las características del periodismo digital entre ellas: la velocidad, la inmediatez y la facilidad. Sin embargo, la más importante es que allí la imagen no es el soporte del texto, la imagen tiene autonomía, habla por sí sola y es un mundo aparte del documento.
Lèvy al comparar las características de ambos medios, el impreso y el digital, encuentra que el primero es un texto localizado, fijo y con márgenes lindantes el segundo era dinámico, abierto y en unidad de flujo sujeto a las limitaciones que impone la capacidad de la red.
Dada la importancia del comunicador digital éste no sólo debe adaptarse al cambio sino comprender y controlar las características del medio, valerse de ellas del mejor modo. “Se debe crear una dinámica propia del periodismo para un medio tan versátil como es Internet y es en la medida que los comunicadores investiguemos para encontrar la manera adecuada de hacer rentable esta labor” concluye Herlaynne Segura.
Entonces sólo queda algo por resolver según Alex Fernández Muerza en su texto ¿Informáticos ok, periodistas digitales kk? “Si hacemos trabajos necesarios, nosotros también somos imprescindibles. Lo difícil es poder llegar a ser imprescindibles siendo lo suficientemente versátiles sin llegar a ser explotados”.
Se está creando una nueva sociedad: la cibersociedad, en la que se mezclan carne y electrónica, mente y bits, un clic, un arden. Allí hay espacio suficiente para todos especialmente para los comunicadores. La ventana está abierta.

Contactenos en: sextante@funlam.edu.co <> Copyright 2006