Medellin, Noviembre de 2005 <> Fundación Universitaria Luis Amigó <> Facultad de Comunicación Social <> Séptima edición
:.: Funlam :.:
Fotografía: www.funlam.edu.co

 

:.: Comunicador :.:
Por Ancízar Vargas León

“¿Quiere decirme, por favor, qué camino debo tomar desde aquí? Eso depende mucho de dónde quieras ir, dijo el gato. No me importa mucho, dijo Alicia. Entonces es indiferente por el camino que vayas, dijo el gato".(Lewis Carol)

Una nueva oportunidad del conocimiento crece en el mundo actual. Se trata de un Comunicador Social cuyo énfasis es la Educación. Un Educomunicador que entiende los procesos de comunicación como oportunidades para educar y que para ello debe desarrollar las competencias de cualquier otro profesional del área.
Los campos de desempeño y de formación reconocidos y destacados hasta el momento son varios; entre ellos, la Comunicación Corporativa, Publicitaria, Periodística, Multimediada, entre otras.
Por todo lo anterior, la Facultad de Comunicación Social de la Funlam destaca la importancia de los campos de formación, en tanto son todos legítimamente parte de la disciplina de la comunicación; pero caracteriza la formación del comunicador social partiendo de un reconocimiento importante: el comunicador es un estratega y un constructor de múltiples narrativas.
Como narrador, se caracteriza por desarrollar habilidades técnicas y expresivas en y con los diferentes medios, y cada medio privilegia una tecnología diferente: unos priorizan la imagen; otros, la escritura; otros, la oralidad; y algunos son sinérgicos.
Así mismo, como estratega, reconoce el carácter de la comunicación, configurada en un campo transdisciplinar donde se cruzan muchos saberes sociales y construye propuestas que den respuestas a los problemas de comunicación que tienen las organizaciones.
Este comunicador estudia e interviene los diferentes procesos de comunicación: es un estudioso y un analista de la comunicación.
La Funlam, en 1999, se propuso la formación de comunicadores sociales con enfoque educativo y realizó una propuesta, para la ciudad de Medellín, que ofreciera una alternativa diferenciada de otras instituciones de educación superior, principalmente para diversificar la oferta, pero con la intención primordial de acertar con las necesidades del medio y con la idea de ser consecuente con su Misión institucional.
Para la época, la tradición en la formación de comunicadores sociales en la ciudad era poco diversificada, porque los campos de desempeño eran limitados. Así por ejemplo, teníamos una escasa producción audiovisual por el limitado impacto de los canales locales.
Hoy esa oferta formativa en la ciudad se ha diversificado y se ha puesto en sintonía con la formación internacional, ampliando los campos de desempeño de la comunicación, para lograr un comunicador formado en habilidades muy concretas y con una definición profesional muy clara.
Se incorporó la reflexión sobre los campos de trabajo de la Comunicación Social propiciada en el marco de la Asamblea General de Afacom realizada en Cartagena, en el mes de abril de 2003. En la cual se puso de relieve que la Comunicación Social ha configurado, de manera transdisciplinar, los diferentes campos de formación, debido a la especialización que ha sufrido el saber de la comunicación.
Pertinencia en el contexto de la Globalización
Comprender los fenómenos de la globalización implica en buena medida comprender la comunicación, porque los cambios tecnológicos dados en el desarrollo de los flujos informacionales, la digitalización generalizada en la transmisión de datos, la convergencia multimedial; han implicado nuevas relaciones sociales y particularmente han modificado nuestros modos de conocimiento y aprendizaje.
Por lo tanto pensar hoy una facultad de Comunicación Social, con el énfasis que lidera la FUNLAM en comunicación - educación, se adecua a las demandas que tiene hoy la sociedad globalizada.
“La Globalización implica cambios paradigmáticos que dan cuenta de nuevas posturas frente a los procesos de conocimiento y también frente a los conocimientos mismos, cambios económicos que posibilitan la movilización rápida y libre de capitales por todo el planeta, cambios políticos que reducen la capacidad del estado para definir su política monetaria, su presupuesto, su recaudación de impuestos y la satisfacción de las necesidades sociales de su población” (PEI FUNLAM, p. 3 )
El Programa de Comunicación Social forma un profesional capaz de comprender los fenómenos socio-culturales en los cuales hoy se mueve el mundo planetario, propiciando en el estudiante la capacidad crítica para analizar fenómenos tan diversos como la situación social y política de América Latina, los conflictos socio religiosos, la oposición de civilizaciones como la capitalista y la islámica, el surgimiento de estéticas urbanas que retomando retazos de múltiples manifestaciones mundiales configuran unas nuevas maneras de narrar la propia existencia y comprenderla.
El estudiante se forma así, no para ser un simple informador o replicador de la noticia sino para contextualizarla, para analizarla, fijar posturas, orientar la opinión en comunidades alternas, que creando sus propias dinámicas de comunicación y relación con los mass media, son capaces de propiciar procesos educativos desde su relación con la comunicación.
Esto implica que el educomunicador, consciente de esa realidad, pueda potenciar en los diversos medios, en las organizaciones sociales, barriales, culturales, empresariales e incluso en la educación escolar tradicional, procesos de toma de posturas de los ciudadanos frente a los contenidos, a la multiplicidad de las imágenes, a las informaciones globalizadas que devienen por diversos formatos.
El programa de Comunicación-educación de la FUNLAM, es pensado desde las demandas que implican para los procesos curriculares, el mundo globalizado, así como lo afirma la investigadora Mexicana Blanca Trujillo ( Por qué interesa estudiar la relación Educación y Globalización? En Enfoques Universitarios. México, 2002)
De este modo, los diversos campos de formación apuntan hacia la posibilidad de adquirir las competencias básicas desde el hacer del comunicador en cuanto a su capacidad de trabajar con la tecnología, pero igualmente está muy presente la formación socioeconómica y de contexto cultural.
El mundo del educomunicador es una página abierta llena de inquietudes y, sobre todo, de oportunidades.

Artículos Relacionados
Acoger: Un Nuevo Modelo Educativo
Laura Marcela Castaño
Contactenos en: sextante@funlam.edu.co <> Copyright 2006