Ir a www.funlam.edu.co
Ir al Portal FUNLAM

Términos de uso


Ediciones: 2 | 3 | 4 |5 | 6 | 8

Delirio Colectivo suscitado por The Offspring

Por: Andrés Felipe Bedoya S

 

Colombia vibró en años pasados con grandes bandas como Metallica, Guns’n Roses y Def Leppard. Ahora el turno fue para el punk-rock con The Offspring.

Un gran auge despertó, no sólo en Bogotá sino en todo el país, el concierto del grupo norteamericano The Offspring, autor de célebres canciones como “Come Out And play”, “Gotta Get Away”, “Bad Habit” y “All I Want”, entre muchas otras. Desde 1999 la capital colombiana no vivía un concierto de tal magnitud, cuando los también estadounidenses Metallica presentaron un inigualable concierto en el Parque Simón Bolívar, de grata recordación para quienes lo vivieron.

Según los organizadores del evento, éste debía comenzar a las 6:00 de la tarde, con el grupo medellinense La Mojiganga como telonero; este hecho causó malestar entre la parcialidad bogotana que exigía grupos locales para abrir el concierto de The Offspring, hecho que generó opiniones como: "habiendo tantas bandas buenas acá y nos traen unos paisas", reflejando, inevitablemente, el malestar de los capitalinos a causa de la aparición de el primer grupo.

Los organizadores erraron en sus cálculos, pues hacia las 7:43 arribó al escenario la banda Ska-punk paisa, y el desagrado de los capitalinos contrastó con la inmensa alegría de cientos de antioqueños apostados en las tribunas del estadio Nemesio Camacho El Campín, quienes gritaron a más no poder canciones como “Asamblea general de los estudiantes”, “A mis amigos” y “Señalados”. En más de una ocasión los músicos antioqueños lanzaron gritos arengadores para levantar a los capitalinos y proponerles un pogo o que al menos bailasen sus temas a modo de ska.

"ES NUESTRA PRIMERA VEZ EN COLOMBIA"

Pasó La Mojiganga, deleitando durante una hora y trece minutos a los aficionados al ska-punk. El reloj marcaba las 9:20 de la noche y The Offspring aún no se hacia presente en la tarima ubicada entre las tribunas oriental baja y popular sur, exasperando a las casi 25.000 personas que asistieron con grandes expectativas al concierto. A las 9:30, y tras una gran ovación, apareció Dexter Holland, vocalista de la banda y, tras él, Gregg, guitarrista; Noodles, bajista; y Attom, nuevo integrante en la batería, remplazando a Ron Welty.

La muchedumbre rugió, gritó y estalló en delirio al advertir la presencia de sus ídolos. "No lo puedo creer, tenemos al frente a la mejor banda punk rock del mundo", gritó con lo que le quedaba de voz un emocionado joven que había esperado mucho tiempo para ver un grupo de la calidad de Offspring, banda que tiene fans en todo el mundo y ha realizado conciertos en los cinco continentes, en muchas ocasiones con record de taquillas.

The Offspring comenzó el recital con “Da Hui” y prosiguió con dos himnos: “All I Want” y “Come Out And Play”, lo cual convirtió a los asistentes en saltarines imparables. Allí hicieron una pequeña pausa; luego Dexter y Noodles (éste último el más carismático del grupo) pronunciaron un corto parlamento en un claro español que decía "¡es nuestra primera vez en Colombia!" -Dexter- y " ¡estoy muy guapo!" Noodles-, tras ponerse un sombrero típico colombiano y portar una bandera de nuestro país en sus espaldas.

Los cantantes enloquecieron al público con su gesta; los asistentes, a continuación, vitorearon a todo pulmón canciones como “Hit That”, “Have You Ever”, “Gone Away” y “The Kids Aren`t Alright.” Pero el momento más emocionante fue cuando revivieron canciones de su mejor álbum, “Smash”; el grupo interpretó “Bad Habit”, “Gotta Get Away" y “Self Esteem.”

Luego, para quienes les gusta lo último de la banda, tocaron “Long Way Home”, “Never Gonna Find Me” y “Want You Bad.” "Parece que no van a tocar nada del `Ignition´ y del `The Offspring´", dijo en voz muy alta una decepcionada fanática del grupo; "usted sabe que a la gente le gusta lo nuevo, y esos trabajos son de hace diez años...", respondió, con voz consoladora, su acompañante. The Offspring tocó, a continuación, dos temas del álbum Americana: “Why Don`t You Get A Job” y “Americana”, ésta última demostró las grandes cualidades de Attom Willard en la batería.

Allí, los cuatro integrantes hicieron un ademán de despedida, el cual fue rechazado por la multitud ávida de presenciar en directo algunos temas ausentes durante el recital, así que corearon incesantemente el nombre del grupo y ellos salieron nuevamente al escenario e inmediatamente tocaron una canción de la agrupación The Ramones: “Blitzkrieg bop”, agradando aún más a los fanáticos del punk rock clásico, y recordando a los recientemente extintos Joey, Johnny y Dee Dee Ramone; luego culminaron un exitoso concierto con “Staring at the sun.” Finalmente se despidieron y dejaron viva la ilusión de regresar algún día y entregar un nuevo concierto, aun mejor que el presentado.

Ahora el público capitalino espera por el concierto de Korn, y otras bandas de igual importancia.



INICIO EDUCOMUNICACIÓN PERFIL DOCUMENTAL REPORTE CIUDAD NOSTALGIA PASAJE CRÓNICA VIDA REPORTAJE VIBRACIONES REALIZACIÓN