Ir a www.funlam.edu.co
Ir al Portal FUNLAM

Términos de uso


Ediciones: 2 | 3 | 4 |5 | 6 | 8

 

LA MODA SEXUAL PENETRA MEDELLÍN

Por: Mónica Salazar
En las fiestas swinger, se adoptan comportamientos sexuales, donde la pareja está desarrollando, sin ningún tipo de ataduras, prácticas o más bien experiencias con el compañero a través del exhibicionismo.

En el tema, los conceptos que se demuestran por medio de la psicología, la iglesia y la misma opinión social, hacen que este tipo de fiestas en Medellín, se califiquen o se interpreten de acuerdo con la visión personal.

Los lugares swinger se están poniendo de moda en Medellín, pero hasta ahora el concepto empieza a familiarizarse en la cultura paisa, pues la publicidad suscita la curiosidad y por ende la búsqueda de información sobre las palabras como “swinger-intercambio”;La comunidad swinger abre, de alguna manera, sus puertas y la mente a las personas que sólo han tenido sexo con la pareja, incitando de una manera superficial visitar un bar, y después de su primera experiencia van adaptando estas prácticas sexuales a su estilo de vida. Los intercambios de pareja son cada vez más frecuentes en nuestro país, como una subcultura copiada de otros lugares donde la diversión gira en un ambiente libertino.

La infidelidad se plantea en los seres humanos con un concepto saturado de moral y respeto en todas la relaciones de nuestra sociedad. Dicho comportamiento marca la relación de la pareja como un sinónimo de amor verdadero entre ellos. Las Fiestas Swinger, bordan una gran diferencia entre el amor y el acto sexual con otras personas en presencia de la pareja, que permiten desde un razonamiento lógico (para ellos) la disposición y sobre todo, el conocimiento de la filosofía que proyectan estos lugares.

El docente sicoanalista Jaime Pinzón Ramírez expresa que “En las fiestas Swinger, sólo importa demostrar que pueden atraer al sexo opuesto, exhibiendo los dotes físicos”. Por otra parte, connota la “pulsión” (se refiere a una fuerza que no es natural, pero que está en relación a nivel de la mente) que se encuentra en todos y cada uno de los seres humanos; pero lo curioso surge de que no todos los seres las deseamos buscar como lo hacen las parejas Swinger.
Por otro lado, encontramos las guías que proyecta la iglesia católica por medio del evangelio, el cual “vela por el bienestar de los hombres”, creando conciencia del por qué de su existencia, haciendo marcas en la pertenencia que sostiene la mujer del hombre, creados para estar juntos, ya que “los dos son una sola carne”. Por ello, las fiestas swinger son interpretadas como “diversión”, distorsionando así el verdadero significado de la vida en pareja, como ser fiel y vivir en unidad, concepto que no se demuestra entre las personas que incorporan en su vida dichas prácticas, cuya consecuencia se presenta por la carencia de afecto , diálogo y comunicación entre las parejas; “dando así cabida al desenfreno del placer por el placer” aporta el Padre Byron Saldarriaga.
Se presentan diversas opiniones, las cuales se contraponen una sobre todas, atravesando lo moral, lo espiritual, lo humano y sobre todo lo carnal. Willian Camargo* docente de la facultad de Psicología de la Luis Amigó, expone, que estas prácticas “atentan con la construcción personal” , pues “esos lugares sirven para despertar lo que siempre han tenido oculto, conllevados a una aberración”. Comportamientos que confunde la relación de pareja, eliminando la privacidad y el respeto, los cuales son indispensables en toda relación.

Imaginar que tomar la decisión de convertir un matrimonio, en pareja swinger resulta inconcebible para muchos pero a la vez interesante para otros, lo cual se logra simular en unas pocas respuestas que varían en cinco parejas de matrimonio entre los 30 y los 42 años de edad; que asimilan los intercambios de pareja como algo muy novedoso, pero advierten que sólo lo harían por curiosidad; otros de inmediato responden negativamente a tal “aventura” sin razón de ser, pues no comprenden como se pueden realizar tales prácticas. Ahí se percibe inmediatamente que muchas de las respuestas están sujetas a una petición o más bien aprobación de su compañero(a), la cual pensaban bien, antes de una revelación en una casi forzada respuesta.

La personas que se convierten en socios de un bar Swinger, después de atravesar procesos de asimilación y atrevimiento, ¿lograran satisfacer todas sus fantasías?: Resultaría paradójico, ya que el cuerpo entre más tiene más exige, es decir, se puede entrar en adicción como cualquier otro vicio. Suiche* se ha convertido en “un canal, un conducto” para que los clientes desarrollen sus deseos carnales, donde Franklin Serna*, el propietario expone que asistir al bar, resulta ser un mecanismo que afina el vinculo de pareja; y que ha conocido casos donde algunos de sus clientes frecuentan el lugar, con la intención de seguir las recomendaciones de un sexólogo, el cual les indica ese método como una terapia que mejora la relación.

Las fiestas Swinger, se convierten en un reto personal para la pareja, y por supuesto maquillarían la infidelidad con tonos pasteles que le dan vida al amor. “de acuerdo con lo leído, me atreví a proponerle a mi novio que asistiéramos a un lugar donde se realicen intercambios de pareja; sólo por curiosidad” -dice Carol*-. Desde ese momento las averiguaciones se hicieron más profundas, para poder hacer realidad el tema de tantas conversaciones de los dos últimos meses. “Tomar la decisión fue fácil, pues desde un comienzo acordamos de no tener actos sexuales con ninguna persona que esté en el bar”- complementa Jeison*-.

Como la anterior hay en Medellín parejas que se sumergen en un aventura que ofrece demasiadas contemplaciones sexuales abiertas, sin tapujos ni mucho menos señalizaciones sociales, ahí es donde de entra en una exigencia corporal para convertirse en una postulación, que cuando se pronuncia en una ocasión, se sigue apoderando de los cuerpos, las mentes y las relaciones de todos los que en una ocasión por “experimentar” cambiaron la identidad por una venta simulada de los medios y la publicidad.
Mostrar disímiles posiciones de lo que significa y de lo que se realiza en las fiestas Swinger resulta ser inconcluso por el surgimiento de incógnitas, pero que al mismo tiempo no se dejan de aceptar y calificar. ¿ Las parejas de matrimonios que disfrutan a su manera dichos rituales, sostendrán la misma relación en el hogar después de convertirse en parejas Swinger?. El sicoanalista nos aporta un contexto que se maneja con la autonomía de cada pareja; resulta relativa la decisión de participar en los bares, esto expone “ que ya no significa nada el hogar” Jaime Pinzón Ramírez. Porque ser infiel con permiso, no pasa de largo en los sentimientos y en el individualismo de cada uno de los seres humanos.
*Nombres Cambiados.


DE INTERÉS ACTUALIDAD REPORTAJE ANÁLISIS SALÓN DE LOS ESPEJOS CRÓNICA KRONOS PERFIL EDITORIAL INFORME ESPECIAL CÁTEDRA PORTADA CONTEMPORANEO REALIZACIÓN