Ir a www.funlam.edu.co
Ir al Portal FUNLAM

Términos de uso


Ediciones: 2 | 3 | 4 |5 | 6 | 8

-RESOCIALIZACIÓN: SOLUCIÓN A LA CONVIVENCIA CARCELARIA-

Por: Liliana Tamayo Tabares y Carolina Prado Mosquera

“Tengo un hijo, no tenía empleo, mi marido se fue hace siete años y me dejó sola respondiendo por mi niño, por tratar de conseguir plata para sostenerlo accedí a robar un supermercado en Palmira Valle, me cogieron y ahora estoy condenada a tres años de prisión”.
La historia de Sandra es similar a la de 1,114 colombianas que en la actualidad están condenadas por infracciones, pero que según su propio testimonio hoy es una mujer resocializada y dispuesta a luchar aún fuera de la cárcel, porque tratar la resocialización es hablar de política de estado de un orden nacional en el cual adquieren importancia algunos aspectos como la educación y capacitación.

“Al comienzo uno es muy tocado y a la final ni se quiere mover del catre, sin embargo cuando vi que eso era para largo, me resigné y empecé a mover fichas para ver como era eso de trabajar y mandarle plata a los que están afuera”
Especialmente en el caso del Buen Pastor existen juntas de trabajo, estudio y enseñanza, conformada por jefes de taller, terapeutas, profesores, quienes evalúan y ubican a los internos en trabajos o en alguna labor. Estas actividades permiten al interno complementar su nuevo mundo, dado que en la calle la tecnología continúa avanzando y las personas se siguen muriendo.

“Hace dos meses comencé a disfrutar del privilegio de 72 horas libres, esto se otorga cuando ha cumplido la tercera parte de la pena y es menos de 5 años. Ese día que me fui a mi casa por primera vez tenía miedo, hasta de salir al balcón”.

DIVISIÓN DE LOS PLANTELES

Para lograr un exitoso plan de resocialización cada plantel es dividido y subdividido para tener espacio suficiente en el que se pueda realizar las diferentes actividades, por ejemplo: en San Quintín nunca ha existido ningún tipo de trabajo a nivel oficial. A pesar de esto los internos ubicados allí, hacen parte de las propuestas de paz y convivencia que surgen a causa de la violencia en Bello.

“Todo el que conoce esto sabe que ir a la cárcel es más caro que ir a un hotel, que aquí quien no trabaja se lo lleva el putas” Sostiene un interno. Por eso son tan necesarios los procesos que hagan sentir útil e indispensable al interno. En el caso de la Penitenciaría de mujeres del Buen Pastor, la división suele ser un poco más amplia porque que algunas de sus 416 internas lograron trascender hasta vender sus propios productos y sostener a sus familias. También existe una junta de disciplina que ayuda a valorar el comportamiento de las internas y darles la oportunidad de ingresar a algún empleo

En la junta de alimentación hay una masiva participación de las internas quienes están acompañadas de un médico, una trabajadora social y una representante hacen del trabajo en “el rancho”.Una grata experiencia.
Existen además diversos talleres como el de artesanías donde trabajan tres días a la semana y que les permite por tiempo corrido cumplir por estos tres días de trabajo un día menos allí.
El Sena capacita hasta 30 mujeres por semestre ya que por medio del DESS (Taller de confección) las internas logran un descuento de tiempo y además guardan su título para hacerlo válido en libertad.
Otros talleres existentes son el de chapas corrientes (Ideace), material quirúrgico (Interplas) y chapas para carros (Gales)

EL CAMBIO

Cuando estaba en la calle, por las ansias de dinero fácil intentó traficar con drogas. “Ahora conozco el valor del trabajo, veo que hay otros caminos”. Este joven de pelo largo, vestido con ropa informal “pero costosa”, siente que también físicamente ha cambiado, “La falta de trabajo y el hacinamiento me hincharon”. Con orgullo cuenta que la lavandería no sólo atiende a sus 18 compañeros si no que les da oportunidades a otros 60 internos. El entusiasmo por la empresa ha sido tan grande que se siente un ejecutivo: “Empezamos a realizar las primeras gestiones para conseguir que el sector privado se vincule con el proyecto”. Para ello se requiere dinero, pues es indispensable una maquinaria más sofisticada. “Pero, por encima de eso, necesitamos que de afuera nos ayuden. Por ejemplo, sería muy bueno que los hospitales nos permitieran lavar sus ropas”.

Como “Ramiro” quien pretende emplearse y redimir las penas en Bellavista tiene varias oportunidades: el taller de Indurraje, con 110 internos, “el rancho”, con 33, la panadería con 8 e Induciclas donde fabrican marcos para bicicletas, con 100 internos y el centro de educación, donde muchas personas terminan su bachillerato. Caso no presentado en el reclusorio de mujeres donde el 60% delas internas no han superado el analfabetismo total, que significa que no leen ni escriben. El 40% posee analfabetismo funcional, es decir que realizan cualquiera de las dos, gracias al proceso metropolitano de resocializaciòn, donde algunos internos han adelantado cursos de especialización y tecnologías.

FINALMENTE UNA GRAN MISIÓN

Una de las metas de los programas de readaptación es que las personas que cumplen sus penas salgan diestras en un oficio para pueden desempeñarse y simultáneamente recibir la rebaja en la pena, ya que por dos días de estudio o de trabajo, la sanción penal que le fue impuesta al interno se le disminuye en un día.
En el caso de San Quintín o cárcel municipal su proceso de resocialización está basado en los procesos de paz entre las comunas, pactos hechos con 16 bandas del Municipio de Bello.

LAS CONDICIONES DE TRABAJO

Cada grupo de trabajo conformado por internos vive y siente en forma directa los cambios generados por la producción en el proceso laboral. El trabajo carcelario busca de esta manera no solo la resocialización de las personas que han incurrido en hechos delictivos, sino también reparar e indemnizar los perjuicios ocasionados por la infracción.

LA ENSEÑANZA

La enseñanza surge como alternativa para propiciar la instrucción y la capacitación por parte de quienes ostentan la experiencia o la formación pertinente.
“Aquí hay muchachas terminando su escuela y unas cinco se han graduado en lo que va del año” (Hermilda Castaño Psicóloga del Buen Pastor)
La enseñanza es un trabajo tutelado por el derecho de elección y de ejercicio como profesión u oficio, en condiciones de libertad e igualdad dentro de los parámetros constitucionales. De allí se desprende la exigencia de los títulos que acreditan la idoneidad para su desarrollo y desempeño social.
“En un principio sentí pena de por ser tan grande y apenas estar aprendiendo a contar, pero ahora es una recocha” Sandra.
La educación formal e informal para la rehabilitación social de acuerdo con lo previsto tanto en la Ley general de educación como en los principios constituciones, ofrecen otra alternativa para consolidar la resocialización como función de la pena. El derecho a la educación y sus relaciones con el derecho a la capacitación para el trabajo son prioritarios.

El estado ha dicho que la educación es un proceso permanente, personal, social y cultural, fundamentado en una concepción integral de la persona, de su dignidad, de sus derechos y sus deberes.
Con estas anotaciones se insiste en que la educación constituye una de las bases fundamentales de la resocialización que permite a las personas formarse intelectual, moral y cívicamente y con ello tener conciencia de su dignidad personal y de los deberes y obligaciones para con la sociedad.

“Toda actividad que tenga como fin mejorar la calidad de vida del ser humano debe verse como un reto que transforma los intereses de una sociedad.
La aceptación de nuestras limitaciones y la adaptación a los diferentes ambientes permiten descubrir que solo en la medida que nos sintamos importantes podemos comprender y aumentar las posibilidades y oportunidades como personas”.

 


INICIO DE INTERÉS ACTUALIDAD REPORTAJE ANÁLISIS SALÓN DE LOS ESPEJOS CRÓNICA DEBATE INFORME ESPECIAL ENTREVISTA DEPORTES REALIZACIÓN