Ir a www.funlam.edu.co
Ir al Portal FUNLAM

Términos de uso


Ediciones: 2 | 3 | 4 |5 | 6 | 8

ALONSO SALAZAR: LAS PALABRAS SON SEMILLAS

Por: Diana Marcela Ruiz Ramírez y Diana María Gaviria Ramírez

“Profeta en el Desierto”. Este es el posible nombre del nuevo libro del escritor colombiano, Alonso Salazar Jaramillo, quien se ha destacado por sus diversos trabajos acerca de problemáticas sociales, especialmente en la ciudad de Medellín, entre los que está “No Nacimos pa´ Semilla”, casi un clásico de la violencia urbana. No obstante, obras tan importantes como la “Parábola de Pablo”, La Cola del Lagarto” y “Mujeres de Fuego”, han servido para que Alonso Salazar sea catalogado como uno de los mejores investigadores del conflicto social.

Sin embargo, en su nuevo libro pretende destacar la historia política de Colombia y, a través de su investigación convertida en relato o crónica, entender porqué los verdaderos líderes políticos, como Luis Carlos Galán Sarmiento, protagonista de la historia, se han ido. Alonso, con la sensibilidad que lo caracteriza, sobresale por su gran proeza para los reportajes, pasión que comparte ahora como comunicador de la campaña de Sergio Fajardo a la Alcaldía de Medellín.
Alonso el Cronista

Usted escribe un libro acerca de Luis Carlos Galán Sarmiento ¿por qué?
Hay muchos aspectos de la vida colombiana que faltan ser escritos para que Colombia no pierda la memoria. Desde varios años atrás me ha llamado la atención la figura de Luis Carlos Galán Sarmiento, porque en Colombia los grandes renovadores terminan como tragedia. En los inicios del siglo XX empezó la lista con Rafael Uribe Uribe, Jorge Eliécer Gaitán y líderes de la izquierda que también murieron en esa época llamada narcoterrorismo. Y es interesante a través de la historia de Galán tratar de entender y quizás contar porqué nos pasa esto.


¿Cómo investiga para sus libros?
Yo hago una búsqueda exhaustiva del personaje, utilizo archivos de prensa, libros y todo los escritos posibles relacionados con su vida, entrevisto a quien lo conoció de niño, joven, de dirigente político e incluso con sus posibles victimarios, para tratar de tener una versión completa de lo que realmente sucedió.

¿Por qué el libro se llamará “Profeta en el Desierto” y cuándo sale?
Porque considero que fue un personaje que propuso unos cambios grandes para el país, habló de lo político, lo cultural y las estructuras sociales. Pero es un hombre relativamente incomprendido, quizás pienso que el país no supo comprender la dimensión del propio personaje. El tiempo de publicarlo aún no lo sé. Posiblemente este año.


Sus libros tratan sobre conflicto urbano ¿Por qué “Profeta en el desierto” tiene una temática diferente?
Yo, desde mis tiempos de colegio y universidad, estuve muy vinculado al trabajo social en la zona nororiental, estoy hablando del año 1984-1985. Estando en esta zona ocurrió el fenómeno tan grande de violencia que se dio en Medellín, que se manifestó en problemas de bandas. Desde ahí me surgió la necesidad de escribir y analizar ese asunto. Pero sobre temas relacionados con conflicto urbano ya escribí lo que podía contar, no quiere decir que ya todo este dicho. Además con “La parábola de Pablo” cerré ese capítulo.

El libro más reconocido ha sido “No nacimos pa´ semilla”. ¿Cómo fue la elaboración del texto y cómo consiguió los personajes?
Yo viví cuatro años en el barrio Caicedo, sector de Santa Lucía, y conocía parte de las personas que se fueron involucrando en el conflicto (en bandas).

Recuerdo especialmente a un chico que en el libro se llama Mario, paró en la cárcel Bellavista, fue quién me ayudó a conocer todo ese mundo de la prisión. Las entrevistas realizadas a líderes comunales, profesores, familiares y amigos de los personajes fueron de gran ayuda para la investigación. Traté de conservar la visión y el lenguaje de ellos para las narraciones. Es, primero, un trabajo de campo para el conocimiento del terreno y luego, un proceso de elaboración.

Alonso el Comunicador

En “No Nacimos pa´ Semilla”, usted relata un poco acerca del papel que desempeña la televisión en creación de imaginarios juveniles. El enfoque de nuestra carrera, Comunicación Social de la Funlam, es educación. ¿Cómo se podría educar a través de los medios?
Se debe hacer que los programas de educación y las campañas educativas tengan mayor impacto dentro de la población. Los comunicadores podríamos ponerle una parte creativa a todos esos contenidos para que tengan más “chance” de llegar a la población que nos interesa.
¿La ética cómo se debe ejercer en le periodismo?
Para mi lo esencial es la independencia, es decir no estar atados a poderes, empresas y no condicionar el mensaje a esas influencias de tipo económico y político. Eso es un reto porque las circunstancias sociales limitan mucho esa posibilidad, pero esa debe ser la lucha.

Alonso el Callejero

¿Cómo era usted en la U.?
Lo que más hice en la universidad fue trabajos sociales, no iba a las clases o me volaba. No fui un alumno brillante y mi centro de gravitación eran las labores sociales de.

¿Algo que Alonso Salazar nunca olvida?
No soy un hombre de buena memoria, soy de lucecitas y de momentos importantes de la vida. Recuerdo, por ejemplo, la vida en mi pequeño pueblo que se llama Arboleda, yo nací en el departamento de Caldas en 1960. Me imagino... (silencio) llega el recuerdo de mis pequeños pies corriendo por el parque del pueblo, era una vida muy sosegada, muy tranquila, donde la civilización del mundo era demasiado lejana. Me acuerdo viviendo en el barrio Buenos Aires, porque a la edad de 8 años llegué a Medellín

¿Cómo se define Alonso Salazar?
Siempre las preguntas de este tipo son las más difíciles (ríe). Soy una persona calmada, muy intensa para trabajar, yo meto en los proyectos con alma vida y corazón, y me empeño hasta sacarlo adelante, procurando todos los días hacer mejor las cosas. Me considero más alumno que profesor.

¿Cómo y con quién está su corazón?
(Abre los ojos sorprendido y ríe a carcajadas) Me casé a los 42 años, hay gente que afirma que Borges* dijo que había que casarse desde joven y a menudo. No cumplí este mandato, tal vez mi mandamiento era que había que casarse cuando se hubiera trasegado mucho. *Aunque realmente la cita pertenece a Oscar Wilde

¿Quién es Martha Lucía Herrera en su vida?
Es mi mujer. La conocí hace 12 años, y por circunstancias de la vida terminamos enamorados hace 5 años y con la que llevo 2 años felizmente casado.

¿Por qué lo consideran un triunfador?
No tengo conciencia de ser un triunfador y no quiero tenerla porque creo que el triunfo es una perdición. Prefiero el camino que la meta. Me gusta el anonimato.

Alonso el Político


¿Le gusta la política?
Sí, pero no la política como profesión, yo tengo como una intermitencia; participo permanente de grupos políticos pero cada que hay campaña por ejemplo, me involucro, casi que de tiempo completo, con proyectos en los que crea, de convicción y sin intereses económicos, porque sino transformamos el poder no creo que tengamos mucho chance.

Usted hace algunos años fue candidato para el Concejo de Medellín, ¿por qué incursionó en la política?
La campaña para el Concejo fue mi primera incursión y fue una experiencia y un aprendizaje de los grandes que he tenido en la vida. La política es un mundo que tiene su lógica y sus maneras de desarrollarla, pero yo las desconocía, aún las desconozco pero ya no tanto.

¿Por qué cree en la campaña de Sergio Fajardo a la Alcaldía?
Porque hay una regla de oro de participación en la política que es la honestidad. Creo que la perdición que tiene Colombia es culpa, en una buena parte, del Estado colombiano que ha sido manejado por manos corruptas. Hay una nueva generación de la política que se ha manifestado ya en otras ciudades. Bogotá, por ejemplo, ha sufrido una revolución y ha demostrado que manejando con pulcritud lo público se pueden tener un gran cambio. Los paisas nos conformamos con ser, supuestamente, una ciudad muy progresista y avanzada, pero Medellín tiene unas dolencias muy grandes. En el proyecto que lidera Fajardo yo encuentro esos dos ingredientes, gente que es muy honesta, que no está metida en la política por necesidad ni por oficio sino por vocación social.



INICIO DE INTERÉS ACTUALIDAD REPORTAJE ANÁLISIS SALÓN DE LOS ESPEJOS CRÓNICA DEBATE INFORME ESPECIAL ENTREVISTA DEPORTES REALIZACIÓN