El pecado capital del periodismo es la soberbia

Por Juan José Cataño Ramírez

La partida del Maestro de maestros, Javier Darío Restrepo, deja un hondo vacío en los principios ontológicos del periodismo, pues su vida la dedicó a enseñarnos cosas de la vida tan sencillas como ser honesto, ético, humilde y servicial en la profesión periodística.  En esta entrevista que le concedió a nuestro estudiante de Comunicación Social de la Universidad Católica Luis Amigó, en 2018, en la versión de ese año del Festival Gabo, habló de todo un poco, desde el valor del periodismo universitarios hasta su pasión: la ética.

El valor del periodismo universitario

Para el Maestro Restrepo, el periodismo universitario tiene un valor agregado: te pone al día sobre lo que pasa y es abierto a lo que suceda en el mundo, “no en la superficie de los hechos, sino que de acuerdo con la disciplina universitaria, entrar en el contenido de los hechos”. Ese es para él, el objetivo más apasionante de cualquier medio de comunicación universitario, pues aplica la disciplina intelectual a los hechos. “Los hechos dejan de ser la cosa superficial, que hoy son y mañana se olvidan, para convertirse en una cátedra de vida”.

Las escuelas de periodismo

Para él las escuelas de periodismo se han estancado.  Considera que con la llegada lo digital no hay un intercambio sobre cómo “utilizar lo digital de la manera más eficaz para informar a la sociedad. A lo sumo se les enseña la tecnología de llegar a las redes sociales, de participar en las redes sociales, pero ese material, ¿cómo se utiliza? ¿Y si ese material es fiable o no? ¿Y si ese material se puede enriquecer? Es decir, son demasiados los interrogantes que hay a propósito de la conexión que hay, tecnología digital e información y eso es lo que tiene que hacer una buena cátedra”.

Los medios universitarios: el trabajo en red

El trabajo conjunto que hace la Red Colombiana de Periodismo Universitario es muy valioso para él, pues es salir del encapsulamiento y enriquecerse de manera mutua. “Allí viene una de las grades críticas que se hace a las redes digitales: el algoritmo”, está enseñando qué tienen en común las personas con una motivación meramente comercial. Hay que conectarse con otros. “De modo que si las universidades se unen para enriquecerse con lo que cada una tiene de singular, de allí solo puede salir un enriquecimiento de la universidad y de los estudiantes”.

La egolatría periodística

Hace mucho debió terminarse la egolatría en el periodismo, pero Restrepo considera que se ha mantenido, pues sobre todo “el pecado capital del periodismo es la soberbia. Sentirse que él es el ombligo del mundo y que todo el mundo gira alrededor de él. Y ese ha sido un factor de empobrecimiento del periodismo. Desde el momento que llega, sea la tecnología digital o simplemente la autocrítica, que puede más que la tecnología digital, para mostrar dónde fallas; qué tienes que hacer para no volver a fallar, en el momento en que eso llegue ya la egolatría va a desaparecer. En la medida en que se es un periodista inteligente, deja de ser un periodista ególatra”.

Reconocer el error en la ética

El primer paso para ser ético en reconocer el error, porque es un reconocimiento humilde de las limitaciones humanas y ese es el punto de partida para superarlas. 

“Si tú asumes la ética como una vocación a ser excelente, lo de la fama se mira como muy poca cosa. Para ser excelente debes mantener una inquietud permanente. El día que te engolosinas con tus logros, ese día te estancas. La ética impide estancarse. Está despertando siempre la exigencia, la avidez de ir más allá”.

Estudiantes

Un consejo que da el Maestro Restrepo es no pretender saber de todo porque se cae en lo superficial. “Lo importante es especializarse, saber consultar y tener la facilidad de decir, no conozco de eso, pero voy a averiguar”.

Qué quisiera ver en estos años próximos

“Querría ver un periodismo más independiente Y me alegría el día que el periodismo se dijera “no nos vamos a sostener más de publicidad. Nos vamos a sostener con las suscripciones. Lo celebraría con cohetes.

Ese es el mejor legado que le pueden entregar a las generaciones a la memoria de Javier Darío Restrepo: un periodismo independiente.

Entrevista en audio de Javier Darío Restrepo.