Está en
Inicio > Colecciones > 2017 > El problema no es la fama. De víctima a víctimario

El problema no es la fama. De víctima a víctimario

 

 

Llevar una vida de famoso no es fácil y ser parte de la fama de una persona tampoco lo es. Santiago Múnera Villa, un músico de 21 años, quien sin terminar el bachillerato su pasión por la guitarra lo llevó a convertirse en una figura pública y en el guitarrista de grandes artistas urbanos, Nicky Jam y Juan Luis Londoño conocido artísticamente como Maluma.

Sin embargo, su carrera se vio estancada a comienzos del pasado mes de febrero, cuando se encontraba de gira con Maluma en Argentina. Un altercado con golpes de por medio en una discoteca de Villa Maria entre el artista y una mujer desató el escándalo del cual Múnera, no pudo salir limpio. Medios como Publimetro, El Heraldo y El Espectador lo tildaron de misógino, machista y agresor.

El joven aceptó una entrevista para AzulNaranja y aclarar el asunto.

Azul Naranja (AN): Existen varias hipótesis sobre el lugar en el que usted se encontraba cuando ocurrieron los hechos, ¿Dónde estaba exactamente?

Santiago Múnera (SM): Saliendo de la discoteca Jet – Set en Villa Maria

AN: ¿Qué pasó al salir?

SM: Un amigo, comenzó a pelear con uno de los guardias de seguridad, me puse en medio de la situación para defender a mi amigo y hubo varios empujones de parte y parte. El espacio en el que nos encontrábamos era muy reducido, por lo cual más personas terminaron involucradas.

AN: Varios medios de comunicación y Royalty Word Inc (Compañía musical de Maluma), afirman una agresión de su parte hacia una mujer, ¿es cierto?

SM: En medio del caos comencé a recibir unos golpes de una mujer que nunca en mi vida había visto, y este es el momento en el que tampoco sé cuáles fueron sus motivos para pegarme, en ese instante no hubo ninguna agresión de mi parte; por el contario, le dije a mi amigo que nos fuéramos del lugar para evitar una peor confrontación. La mujer siguió persiguiéndome y golpeándome, cuando iba a montarme en un taxi seguí recibiendo golpes de ella y de más personas. Como todo ser humano comencé a defenderme, y un amigo fue en busca de la policía, cuando la policía llegó la mujer aprovechó para decir que yo la había agredido, y la gente que estaba alrededor comenzó apoyarla.

AN: Las medidas legales para castigar el abuso y agresión a la mujer en Argentina son muy estrictas, ¿iniciaron un proceso legal en su contra?

SM: Me arrestaron, lo cual es totalmente ilógico porque fuimos nosotros los que buscamos ayuda, estuve detenido varias horas y la mujer nunca presentó cargos ni hizo ningún tipo de denuncia, por lo cual no tuve que pagar fianzas ni tengo antecedentes. Si yo verdaderamente la hubiese agredido, las consecuencias legales hubieran sido peor, no hubiera podido salir del país y no estaría en libertad.

AN: Si usted fue agredido principalmente por la mujer, ¿por qué no denunció los hechos?

SM: Lastimosamente el imaginario social siempre tilda a los hombres de culpables ante cualquier situación, si eres hombre y denuncias el maltrato a una mujer te consideran una “loca” o una “niña”; sin embargo cuando llamamos a la policía lo hicimos con la intención de defendernos pero la ley y los paradigmas siempre van amparar a la mujer así, como en mi caso, sea ella la agresora.

AN: Su vida ha estado rodeada de muy buenas personas, y más que todo mujeres, sus clubs de fans alrededor del mundo son prueba de ello ¿Cuál ha sido la reacción de quienes lo conocen?

SM: La gente que realmente me conoce sabe que yo no haría algo así, la admiración que tengo por la mujer es muy grande. Vuelvo y reitero ella se aprovechó de su condición de mujer para afectarme, ella era consciente de que ese valor agregado la iba a sacar limpia del problema.

AN: Chris Brown, Withney Houston, Cristian Chávez son otros artistas que también han perdido trabajos por escándalos sobre abuso de género, ¿Cree que la fama que tiene Maluma y el reconocimiento que usted logró obtener con él influyó en el escándalo?

SM: Claro, somos figuras públicas, tenemos a los medios y a la gente entre ceja y ceja, si hubiera sido otro hombre la relevancia del problema no hubiese sido igual, sin desmeritar el hecho de que si hay agresión de una parte (femenina) o de la otra (masculina) se deben tomar medidas justas y equitativas. Y no sólo pasó conmigo, ¿Cuántos famosos se han visto involucrados en escándalos que ni ellos mismo sabían? Muchos, y es pan de cada día, es con lo que nos toca lidiar cada que nos levantamos.

AN: En sus redes sociales usted evidencia el gran amor que le tiene a lo que hace, a su profesión y a su trabajo ¿Cómo se ha sentido con la situación?

SM: Me siento muy triste y muy afectado con lo que pasó, gracias a los medios de comunicación mi imagen y mi nombre está por el piso, de misógino y machista no me bajan, perdí el trabajo que amo, que soy feliz haciéndolo todos los días y por hechos que ni siquiera cometí. Debo esperar a que la marea baje para retomar mi carrera, sin embargo, no ha sido del todo malo, estoy dedicándole tiempo a mi familia y a mí, algo que había perdido gracias a la fama.

Según el periódico el tiempo en el 2015, murieron 27 hombres y 6.315 resultaron heridos por cuenta de una mujer, según datos de Medicina Legal. Y el año pasado, 42 murieron (un aumento del 55,5 por ciento en relación con el registro anterior) y 6.898 fueron heridos (aumento del 9,2 por ciento).

Miguel Cárdenas, psicólogo y máster en terapia familiar, cree que la sociedad es muy patriarcal y por eso muchos no se atreven a visibilizar su situación: “Siempre se esperaría que el hombre ponga límites, contenga las cosas, influya en la forma de relacionarse y no se deje lastimar”. (Click aquí)

Sin duda el reconocimiento artístico de Santiago causaron más revuelo en las redes y en los medios, sin embargo son muchos los casos que se presentan a diario de maltrato entre géneros, así no se crea que los hombres también son víctimas y sus derechos en muchas ocasiones se ven vulnerados por un imaginario social.

Como dijo Michelle Bachelet alguna vez, “La igualdad de género debe ser una realidad vivida”

 

Sara Garcia
Sara Manuela García Calle - 19 años Estudiante de Comunicación Social Universidad Católica Luis Amigó

One thought on “El problema no es la fama. De víctima a víctimario

Comments are closed.

Top