Está en
Inicio > 2020 > Especial Covid19 > Una Semana Santa virtual

Una Semana Santa virtual

Por: Isabella Henao HurtadoGlory Samira MendozaMaria Camila Salazar Evelyn Amador Hoyos

La Semana Santa, también conocida como la Semana Mayor, es un período de ocho días que comienza con el Domingo de Ramos y culmina con el Domingo de Resurrección; un momento muy importante para los creyentes católicos al conmemorar la pasión, la muerte y la resurrección de Jesucristo. Es un tiempo de descanso y reflexión.

En estas fechas los fieles acuden a la iglesia para participar de forma activa en las diferentes procesiones, misas, visitas a monumentos, oración al santísimo, entre otros; pero este año ante la pandemia del COVID-19 que se vive a nivel mundial, esta tradición se modificó.

Los feligreses no pudieron salir de sus casas para asistir las iglesias, pero eso no impidió que buscaran nuevas alternativas para seguir la costumbre religiosa desde el hogar

Una de estas alternativas se vivió en la Parroquia Nuestra Señora de Chiquinquirá en el municipio de Bello. Allí designaron a Facebook como plataforma principal para transmitir las eucaristías y actividades propias de la Semana Santa; podcast y fotografías de las casas de las familias del barrio fueron publicados para ser bendecidas, entre otras.

Calles vacías y solitarias

Las calles se vieron ausentes de oraciones y alabanzas propias de los rituales de Semana Santa. El primer domingo tan característico por la procesión con sus ramos, solo se veían en las puertas de algunas casas decoraciones alusivas a la celebración.

Tomada de: Notus.com

Vea aquí: ¡Histórico! el papa celebra la misa de ramos sin fieles

Las iglesias permanecieron cerradas (algo que no se había visto en años) y  sacerdotes celebraron la liturgia ante templos despoblados y desolados de feligreses, mientras que los fieles presenciaban por televisión, o redes sociales como: Instagram y Facebook.


Tomado de: Gente.com.co

Celebraciones al interior de los hogares

Así mismo los rituales tradicionales y de gran valor para los creyentes, como el lavatorio de los pies en la conmemoración de la Última Cena, el Jueves Santo; el viacrucis del Viernes Santo, en el que también se extrañó la procesión y meditación en el recorrido que imita el camino al Calvario; así como la bendición del cirio pascual y la festiva romería del Domingo de Resurección.

Todas ellas fueron seguidas por medio de computadores, televisores, celulares y radios, que fueron las vías para que muchas iglesias permitieran sentir el fervor y recogimiento a tantos feligreses que con mucha nostalgia vivieron esta atípica Semana Santa.

Top