Está en
Inicio > Actualidad > El Irlandés, una adaptación que no se queda corta

El Irlandés, una adaptación que no se queda corta

Premios Óscar 2020

Manuel Rodríguez Serna

Imagen: Forbes.com

El Irlandés, dirigida por el neoyorquino Martin Scorsese, resulta ser una adaptación del libro I Heard You Paint Houses escrito por Charles Brandt. La producción cuenta con un elenco sumamente calificado, la experiencia y la experticia se convergen en este filme. Robert de Niro, Al Pacino y Joe Pesci, quienes juntos suman un total de cuatro premios Oscar, son los tres actores encargados de darle vida a la trama y quienes asumen los roles protagónicos.

La elección de este reparto es sin duda una clave inequívoca del éxito de este proyecto cinematográfico. El desempeño de los tres actores habla de su profesionalismo y de los resultados que surgen de la experiencia que solo otorga la práctica, pues sus diferentes escenas muestran total fluidez y logran transmitir las diferentes emociones que suponen deben contagiar al público. Así mismo, los mensajes no verbales que se transmiten a través de gestos, expresiones, movimientos, sonidos y demás, logran comunicar con precisión.

Vea también: “The Irishmen”: entrevista a De Niro, Pacino y Scorsese.

Para el desarrollo de esta película se utilizaron diferentes técnicas narrativas. Técnicas como la narración en retrospectiva, que le facilita al espectador poder entender el contexto en el que se desarrolla la cinta, ya que las escenas están constantemente cambiando el tiempo cronológico en que se desarrollan, pues se tiene un contexto previo basado en acciones del pasado que serán consecuencia de hechos presentes o futuros, así es posible comprender el por qué de determinados sucesos.

El fluir de la conciencia’ es otro componente narrativo que se utiliza, este por su parte posibilita conocer más a profundidad a los personajes, dado que son ellos quienes relatan la historia desde sus diferentes perspectivas, a su vez esto permite identificar las motivaciones detrás de los actos que realiza cada personaje. El uso de ambos recursos aparte de tener un propósito narrativo, sirven como estrategia, puesto que logran captar la atención de la audiencia y despertar curiosidad, debido a que no es común la utilización de estos.

La dirección de fotografía a cargo del mexicano Rodrigo Prieto es uno de los elementos más denotativos dentro de la producción. Indudablemente el uso de la iluminación como herramienta a la hora de comunicar fue el foco de atención del directo. Esta, utilizada como un factor dramático en el momento de resaltar sucesos específicos, también fue clave para ambientar las escenas, es decir, otorgarles dramatismo, nostalgia y suspenso. Además, permite entender el entorno y el ambiente donde se desarrolla la trama, del mismo modo, complementa las emociones y sensaciones que atraviesan los personajes. Los planos, los ángulos y los elementos transitorios para los cambios de escena integra de forma coherente lo anterior.

Lea también: Entrevista con Rodrigo Prieto, el cinematógrafo Mexicano nominado al Oscar.  

Cabe resaltar el esfuerzo de los directores de El irlandés, por la atención tan minuciosa al detalle, pues cada elemento, ya fuese vestuario, maquillaje, escenografía, locación, banda sonora, extras y demás, son tan precisos como es necesario. Un trabajo limpio y meticuloso, así lo reconocen el público y la academia con las diez nominaciones a los premios Oscar. 


Top