Está en
Inicio > 2018 > La joya patrimonial de Medellín

La joya patrimonial de Medellín

Así como el águila en el ocaso de su vida renuncia a algunas de sus extremidades para llegar a vivir hasta 70 años, de igual forma, el Claustro San Ignacio sufrió transformaciones y logró permanecer.

El Claustro San Ignacio, en conjunto, está compuesto por tres estructuras: el Edificio San Ignacio (conocido como Paraninfo de la UdeA), la Iglesia y el Edificio que actualmente pertenece a Comfama. Así lo expresó Carolina Marín, guía de Cultura Centro, programa de la Universidad de Antioquia.

Las transformaciones de este centro patrimonial de Medellín comenzaron en el siglo XIX. Entre ellas, las infraestructurales y otros procesos por los que ahora es un Monumento Nacional.

Esos cambios se relacionan con lo que fue inicialmente, un convento. Diferentes sucesos históricos, como las batallas de Independencia y el traslado de la Universidad de Antioquia a la Ciudad Universitaria, entre otros, hacen parte de su lucha por seguir de pie. Debido a su historia, según Sergio Restrepo, gerente del Claustro, logró ser uno de los lugares más preciados por los habitantes de la ciudad.

En el caso del Edificio San Ignacio, el cual se reconoce como ese lugar de origen del pensamiento y la educación en Antioquia, en un primer momento fue un colegio Franciscano, luego pasó a manos de intelectuales que luchaban por la independencia de Colombia y contribuyeron a que en el lugar, se desprendieran de la ideología religiosa y se ampliaran las cátedras académicas. Además, en períodos bélicos se detenían sus actividades pedagógicas y se convertía en un lugar de reclusión temporal.

De esta manera, las diferentes administraciones que ha tenido el Claustro han incidido significativamente en su transformación; tanto de la ideología institucional como de la estructura arquitectónica.

Debido al abandono en el que se encontraba el Monumento, su infraestructura estaba en estado deplorable, razón por la cual, en 1987 se comienza su restauración.

Sergio Restrepo asegura que Medellín no sería la ciudad que conocemos sin este recinto. Por otra parte, Juan Carlos Posada, arquitecto y magíster en estudios urbanos, afirma que las tres estructuras que conforman el Claustro San Ignacio, son el único conjunto arquitectónico de la ciudad. A este patrimonio se suman las cinco ceibas más antiguas de la ciudad, plantadas en la Plazuela José Félix de Restrepo, que comúnmente se conoce como Plazuela San Ignacio.

Ingrese a la siguiente multimedia para conocer el Claustro

_

Por
Alexandra Obregón Bentacur
Edwin Gómez Rodríguez
Melissa Correa Muñoz
Valentina Pomareda Castrillón
Valeria Hincapié Hincapié
Top